Turismo Peruano Turismo Peruano

Leyenda de las Brujas de Cachiche

Leyenda de las Brujas de Cachiche

Información general de: Leyenda de las Brujas de Cachiche

  • Departamento: Ica
  • Provincia: Ica
  • Distrito: Ica
  • Dirección o Referencia:
  • Categoría: Folclore
  • Tipo: Creencias Populares
  • Subtipo: Leyendas
  • Jerarquía: No aplica

¿Qué encontrarás en: Leyenda de las Brujas de Cachiche?

Descripción

Las primeras brujas en nuestro país fueron mujeres europeas que utilizando sus conocimientos de la alquimia, de recetas mágicas y de hechizos se dedicaron, a las prácticas maléficas. Muchas de ellas para evitar la persecución y tortura de la santa inquisición huyeron y se refugiaron en Cachiche para continuar sus prácticas de magia negra. En Ica hubieron muchas personas a quienes se les llamó las brujas de Cachiche, en primer lugar tenemos a Doña Manonga llamada “la lechuza”, Doña Dominga conocida como “Ña Minguita”, Doña Melchorita conocida como “La Negra”, Doña Irene conocida como “La Curuja” entre otras. Aquí se reunían todas las brujas de Ica y sus distritos como salas Guadalupe, San Juan Bautista, Pachacútec, Santiago, Ocucaje y Los Molinos. El sitio de reunión era en donde actualmente se encuentra levantado el monumento de la bruja de Cachiche; conocida a nivel nacional e internacional como la “Doctora Corazón” era muy conocida por sus famosos amarres y brujerías, ella practicaba la Brujería Blanca y la Brujería Negra. Dentro de los trabajos más solicitados estaban la invocación a lucifer con ritos y conjuros tan macabros para lograr el cariño de una doncella, por medio de un filtro amoroso, un amuleto o un polvo mágico, para ello se sometían a las peticiones que hacia la hechicera que era entregar el alma del peticionario al diablo en cien años ( sin darse cuenta que unos de los años del diablo, equivale a una de nuestras horas, es decir que solo iba a gozar cien horas y después, todito él, se iba al infierno). Muchas de las brujas alimentaban sus poderes ocultos con las fuerzas de los espíritus de antepasados o demonios, quienes empleaban la magia negra para hacer daño a la persona que le indicaban, estas brujas eran buscadas por gente sin escrúpulos. Algunas de ellas elaboraban menjunjes para convertirse en animales (gato, perro, chancho o pavo). Así mismo existió otro grupo de brujas que más que brujas eran curanderas que vivían en el centro del pueblo de Cachiche y se les veía barrer el patio de sus casas por las mañanas, estas mujeres poseían el conocimiento para curar ciertas enfermedades, recomendaban tomar mucha agua de hierbaluisa a fin de evitar los males estomacales. Hoy se sabe que evita padecer cáncer al estómago toda persona que constantemente lo consume. Las rezadoras curaban el mal de ojo, influencia maléfica, que según se cree la ejerce una persona sobre otra mirándola intensa y penetrantemente a los ojos, causándole consiente o involuntariamente dolencias físicas, nauseas, dolores de cabeza y diarreas; a fin de contrarrestar este mal debían ponerle un listón rojo. El rezador comenzaba persignado al ojeado, luego hacía cruces en el aire a la vez que rezaban el Padre Nuestro, el Ave María y el Credo, una vez terminado los rezos el paciente sanaba como si fuera un milagro divino. El llamador cuando una persona se asustaba y su alma salía de su cuerpo, él iba a las huacas y la “llamaba” a fin de que volviera al cuerpo del que invocaba. Se cuenta que al lugar de Cachiche llegó a visitar Don Fernando León de Vivero, quien fue un aprista que ocupó cinco veces la presidencia de la Cámara de Diputados de Ica, es por eso que se le conoce como el “Patriarca Iqueño”. Don Francisco León de Vivero, a la edad de 14-15 años era un joven que hablaba entrecortadamente, llegó a manos de la bruja quien lo curó y además le augurio que va a llegar a ser un gran profesional. Al fallecer la bruja doña Julia Nazaria Hernández Pecho Viuda de Díaz, a los 101 años debido a un paro cardiaco, Don Fernando León de Vivero, mandó a construir un Monumento en honor a la Bruja que le devolvió el habla. Este monumento está compuesto por un búho que significa inteligencia, sabiduría, brujería blanca y una calavera que significa maldad, hechicería, brujería negra, sus brazos están en forma de “V” que significa victoria y veneración.

También te puede interesar!

Te mostramos una lista de recursos turísticos que te puedan interesar!

Campiña de Hunter

Campiña de Hunter

El distrito de Hunter, es uno de los pocos distritos que cuenta con grandes extensiones de campiña cuyos terrenos son aprovechados para el cultivo de forraje, destinada para la...

Leer más

Danza los Negritos de Ingenio

Danza los Negritos de Ingenio

Los Negritos de Ingenio, representada en la fiesta en honor al Niño Jesús que tiene lugar, la primera semana de enero. Deriva del baile del zapateo en honor al...

Leer más

Cueva de Llacuy

Cueva de Llacuy

Ubicado a 2 Km al este de Llata a unos 35 minutos de caminata en parte superior y alta de la cumbre en el margen derecho del río Aco,...

Leer más

Manglares de Tumbes Sector Puerto Pizarro

Manglares de Tumbes Sector Puerto Pizarro

Está ubicado en el centro Poblado Villa Puerto Pizarro que comprende: La zona continental que se caracteriza por ser una zona de transición de bosque seco de sabana y...

Leer más

Ostras Fosilizadas Pucuysito

Ostras Fosilizadas Pucuysito

Las ostras estàn esparcidas en un àrea de 2Km a la redonda en el sector de Mullaca del Distrito de Pazos a una altitud de 4021 msnm., estas formaciones...

Leer más

Centro de Investigación y Exposición Arturo Jiménez Borja

Centro de Investigación y Exposición Arturo Jiménez Borja

Área contigua o zona arqueológica de Punkurí; se construyó con materiales tradicionales: Adobes, barro, caña, madera, cal, yeso a excepción de los sanitarios puertas y ventanas. El área total...

Leer más

MENU